Los recipientes de plástico se han convertido en un magnífico aliado a la hora de guardar, transportar y congelar las sobrantes de comida. En la provincia de Alicante, solemos guardar los excesos de arroz y pucheros en un tupper, simpre sejando enfríar primero la comida antes de proceder a su congelado.

El único problema que representa estos recipientes de plástico, es que debido a su porosidad, puede captar el aroma de los alimentos, desprendiendo con su uso un desagradable olor.

Para evitar que esto suceda, a continuación os dejamos unos simples consejos de limpieza:

  • Limpiar bien el recipiente de plástico antes de su siguiente uso, nunca dejarlo cerrado sucio.
  • Nunca utilice una esponja metálico o abrasiva, ya que podrá lijar o efectuar arañazos o cortes en la superficie del plástico produciendo que el alimento se pueda colar en esas rendijas, produciendo de esta manera el mal olor. siempre se debe realizar una llimpieza suave con esponja.
  • una vez limpio el recipiente, para eliminar el olor que se ha quedado impregnado en el recipiente, podremos optar por llenarlo con vinagre o lejía y dejarlo un tiempo (aproximadamente 2 noches).  Más tarde introducimos en el recipiente papel de periódico o unos granos de café, y lo dejamos durante 1 noche. Llenamos el tupper con azúcar y lo rezamos herméticamente durante 2 noches. Una vez hecho esto observaremos el recipiente huele exactamente igual que cuando estaba nuevo.

Desde Acuamar limpiezas apostamos por la limpieza e higiene de los alimentos y de los recipientes para su perfecta conservación.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat